La crisis, según Albert Einstein

16/07/2015
acentoline

Hace un tiempo me encontré en la tienda de ‘Goyo Fotógrafos’, de Granada, una folletito con un título que invitaba a leerlo: ‘La crisis, según Albert Einstein’. Desde entonces lo tengo sobre mi mesa y, cada varios meses, cuando reordeno mi mesa de trabajo, aparece. El otro día volvió a emerger tras la tradicional limpieza estival del escritorio. Y no me resisto a compartirlo aquí, porque dice verdades como puños:
“No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado.
Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabamos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla”.

Pues eso: que poco más se puede añadir. Y punto.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *